Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miercoles, 20 febrero, 19:30 horas. Homenaje a Antonio Machado con motivo del 80 aniversario de su fallecimiento. Introducción y lectura de poemas. Sede nueva del Ateneo en Calle Rodríguez Sánchez, 7 (Hermandades del Trabajo).

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Un abrazo entre dos entidades

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
José Carmona, Antonio Izquierdo, Antonio Perea, Juan Pérez Cubillo
En Bodegas Campos, corazón abierto de Córdoba, el Ateneo hacía el pasado jueves homenaje a la Peña El Rincón Flamenco. Ambas entidades culturales han colaborado en abrazo fraterno desde que existen: acontecimientos socioculturales de muy diversas características han tenido su extensión cordial en esta peña de cultivo flamenco. También Bodegas Campos tiene su precioso rincón destinado al flamenco como un hogar familiar siempre encendido a donde vamos como a una madre.

Antonio Perea, un rayo que no cesa, hacía el ofrecimiento en nombre de la asociación que preside; Juan Pérez Cubillo, hombre todo terreno de imagen literaria, lo justificaba; José Carmona Pulido recordaba los principales momentos del encuentro; Antonio Izquierdo culminaba la oralidad de la mesa con el agradecimiento natural y sincero. Hubo una segunda parte flamenca mucho más elocuente y aún una tercera gastronómica totalmente convincente por sus exquisiteces.

La hora del cante

Abrió la exposición flamenca Antonio García el Califa, acompañado a la guitarra de su hijo, con soleares y alegrías largas y variadas de impecable corrección estilística, rematando su actuación con granaínas de espléndida factura. Su voz quebrada de lunas y céfiros en balcones de saetas humanizaba su expresión y ennoblecía su arte.

Siguió la guitarra de Migueles, apellido materno que eleva a artístico, acompañando a Diego Ayllón, cantaor cordial vecino de Adamuz a la que ya le va con plena justicia el apelativo de “tierra del cante”. Fue su itinerario cantaor por los tientos y tangos con redondeo melismático seguro, caracoles de metales nobles y fandangos de Huelva con elucubraciones personales; en suma, una de sus mejores actuaciones.

Enrique Heredia puso la guinda flamenca con su compañero El Canijo, que lo lleva como la seda a punta de guitarra. Quiso dejarse caer en fandangos para arrastrarlos al tiempo que enfatiza con su voz gorda. Tal es su trato a las bulerías; pero, ¡oh maravilla del estilo desenfadado y festivo por excelencia!, este gitano de Córdoba llamado Enrique es rara avis en nuestra tierra. Sus arrastraos y rastreos, su truculencia expresiva, la sal gorda de su voz y gesto armonizan en un cúmulo pinturero de sabrosos manjares buleriles en donde todo entra a punto. Puede dejarnos horas y horas extasiados y prendidos de su cante a compás más gracioso que perfecto.
Agustín Gómez
Diario Córdoba, 6 de abril del 2002.