Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Edita en una página

Samsara

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Samsara
Título Samsara
IV Muestra de Cine Internacional
IV Muestra de Cine Internacional

Ficha técnica
Dirección Pan Nalin
Dirección artística Emma Pucci

Guión Tim Baker
Pan Nalin

Música Cyril Morin

Fotografía Christo Bakalov
Rali Raltschev

Montaje Isabel Meier

Reparto Shawn Ku
Christy Chung
Neelesha BaVora
Lhakpa Tsering
Tenzin Tashi

Datos y cifras
País(es) Italia
Francia
India
Alemania
Año 2003
Género Drama
Duración 138 minutos

Compañías
Productora Fandango
Distribución Karma Films

Reseña

2538-samsara2001.jpg

El samsara es el giro de las existencias o rueda de la vida. Un proceso continuo de vivir y volver a nacer hasta alcanzar la liberación definitiva: la iluminación. Nuestro protagonista, Tashi (Shawn Ku), después de pasar largo tiempo recluido en una ermita en la región de Ladakh (la Tierra de la Luna), un paraje aislado, árido y frío, inicia un proceloso viaje desde su mundo interior a la realidad exterior, como el que sigue un rito de purificación en el río de la vida que le lleva, le guía... y, a veces, le arrastra. Es la historia de un hombre que se queda desnudo ante el mundo, cargando con el suave peso de la libertad que le abre los ojos (y los demás sentidos) a los placeres, las dudas, la confusión y el sentimiento. Película cargada unas veces de un erotismo muy explícito (con prácticos ejemplos del Kamasutra), y otras de una poética sensualidad que hay que adivinar en la música, en los colores, en las texturas, en el silencio..., subrayando lo sexual como el punto álgido de lo placentero, quizás porque pone en juego todos y cada uno de los sentidos del ser humano, abriéndonos así a la vida y a su disfrute. Pero, como contrapartida, expone asimismo la inevitabilidad del sufrimiento.

Decía Anthony de Mello (jesuita indio) que “experiencias felices traen alegría a la vida; experiencias penosas le dan profundidad y solidez”. En su viaje, Tashi es vapuleado una y otra vez por sus sentimientos en ese girar cíclico de la rueda de la vida que le coloca unas veces arriba y otras abajo, dándole lecciones de las que deberá ir aprendiendo algo si es que quiere alcanzar la madurez espiritual, desprenderse de todo apego y condicionamiento, y alcanzar la libertad total.

Por cierto ¿sabe cómo hacer para que una gota de agua no se evapore? … La respuesta, al final de la película.

Película reproducida en la IV Muestra de Cine Internacional del año 2004.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Isabel Serrano.