Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Viernes, 10 de junio, 20:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2022. Real Círculo de la Amistad, calle Alfonso XIII, nº 4.

Lunes, 13 de junio, 20:00 horas. Presentación del libro Homenaje al poeta Antonio Flores Herrera. (Varios autores). Presenta José Luis García Clavero. Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
X Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVIII Premio de Poesía Juan Bernier.
VIII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2022, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Lucio Junio Bruto

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Lucius Iunius Brutus fue un personaje legendario, considerado el fundador de la República romana por su pueblo. El séptimo y último rey romano Lucius Tarquinius gobernaba Roma durante los tiempos de Bruto. Este rey era descendiente de Lucio Tarquinio Prisco, un usurpador etrusco. Durante el tiempo de los Tarquinios el reino se había extendido hasta alcanzar 800 km² y la ciudad albergaba a unos 35 mil habitantes. Las ciudades latinas reconocían la fuerza del rey romano y le eran serviles.

Sin embargo, el ambiente en Roma no era amigable a estos reyes etruscos. En años anteriores los reyes habían invitado a las familias nobles de la ciudad para que lo aconsejaran, en una reunión llamada Senado. Cuando murió Servio Tulio, el nuevo rey Tarquinio se negó a convocar estos nobles, y éstos se ofendieron. En esta época se le dio el sobrenombre de Superbus o Soberbio.

Sin embargo, no fue la conducta del rey lo que desencadenó su caída, sino la conducta de su hijo Sexto Tarquinio. Según la tradición romana, Sexto violó a una mujer noble casada llamada Lucrecia, la cual se suicidó después. Esto ocasionó que Bruto, que era primo del rey, levantara a la población y expulsara a los Tarquinios, para luego establecer la república. Se cree que esto ocurrió en el año 509 o 505 a. C.

Inmediatamente se creó un Senado permanente, y se designaron dos magistrados que ejecutarían las decisiones de los primeros, a estos se les llamó pretores y luego cónsules. Los primeros cónsules de la República fueron Bruto y Lucio Tarquinio Colatino, el esposo de la finada Lucrecia.

El primer acto de Bruto como cónsul fue obligar a Colatino a renunciar bajo el pretexto de que él era un Tarquinio y Roma no sería libre hasta que todos los Tarquinios se fueran. Colatino se vio presionado y se mudó al pueblo latino de Lanuvium. Luego el Senado decretó que todos los Tarquinios debían ser exiliados y el pueblo eligió como nuevo cónsul a Publius Valerius, amigo de Bruto. Aparentemente a nadie le interesó que a pesar de que Bruto no portaba el nombre Tarquinio, él era un pariente más cercano a los reyes que el exiliado Colatino.

Tiempo después, varios familiares suyos planearon el derrocamiento de Bruto, pero la conspiración fracasó y muchos familiares suyos fueron ejecutados, incluyendo sus dos hijos Tito y Tiberio. Al poco tiempo, Tarquinio el Soberbio intentó recuperar su trono, pero fracasó, sin embargo Bruto murió en el combate.

A pesar de que los romanos lo consideraron el fundador de la República, sus acciones han llevado a los historiadores a considerar que Bruto pensaba instalarse como rey, mas la muerte impidió sus planes.

Un lejano descendiente suyo fue el fiel republicano Marco Junio Bruto, uno de los asesinos de Julio César, del cual se piensa que sus intenciones eran reinstalar la monarquía en Roma.

Enlaces externos

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.