Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Josquin des Prés

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Josquin des Pres.jpg

Josquin Des Prés, derivado del flamenco "Josken" , diminutivo de "José" , latinizado Josquinus Pratensis (c. 1450 - 27 de agosto de 1521) fue un compositor franco-flamenco del Renacimiento, considerado el más famoso compositor europeo entre Guillaume Dufay y Giovanni Pierluigi da Palestrina, y la figura central de la escuela musical flamenca. También es conocido como Josquin Desprez.

Es comúnmente considerado como la figura central de la escuela franco-flamenca. Josquin es ampliamente considerado por la erudición musical como el primer maestro del estilo de música vocal polifónica del alto Renacimiento, que empezaba a surgir en su época.

Durante el siglo XVI Josquin adquirió paulatinamente fama como el mayor compositor de la época, cuya técnica y expresión magistrales fueron universalmente imitadas y admiradas. Plumas tan dispares como Baldassare Castiglione y Martín Lutero escribieron sobre su reputación y fama, teóricos como Heinrich Glarean y Gioseffo Zarlino consideraron su estilo la mejor representación de la perfección. Fue tan admirado que los copistas le atribuyeron multitud de composiciones anónimas, probablemente para aumentar sus ventas. Se le atribuyen al menos 374 obras; ha sido tan sólo tras la llegada de la erudición analítica moderna cuando se han puesto en duda algunas de esas erróneas atribuciones, con la base de pruebas manuscritas y rasgos estilísticos.

Sin embargo, a pesar de la enorme fama de Josquin, que duró hasta el comienzo de la época barroca y se revitalizó en el siglo XX, su biografía es oscura, y no sabemos casi nada de su personalidad. La única obra que pervive que puede ser de su propia mano es una pintada en el muro de la Capilla Sixtina, y tan sólo se conoce una referencia contemporánea a su personaje, en una carta de Duke Ercole I de Ferrara. Las vidas de docenas de compositores menores del Renacimiento están mejor documentadas que la de Josquin.

Josquin escribió tanto música sacra como laica, y en todas las formas vocales significativas de la época, incluyendo misas, motetes, chansons y frottole. Durante el siglo XVI fue alabado por su supremo don melódico así como por su uso de ingeniosos aparatos técnicos. En épocas modernas, los eruditos han intentado averiguar los detalles básicos de su biografía, y han intentado definir las características clave de su estilo para corregir las falsas atribuciones de su obra, una tarea que se ha demostrado difícil. Josquin era amigo de solucionar problemas de composición de formas diferentes en sucesivas composiciones, como hizo Stravinsky más de 400 años después. En ocasiones escribía con un estilo austero desprovisto de ornamentos, y en otras escribía música que requería un considerable virtuosismo. Heinrich Glarean escribió en 1547 que Josquin no sólo era un “magnífico virtuoso” sino también capaz de ser un burlón, usando la sátira de un modo efectivo. Mientras que la prioridad de los eruditos en los últimos años ha sido eliminar música del “canon Josquin” (incluyendo algunas de su más famosas obras) y reasignarla a sus contemporáneos, la música restante representa parte de lo más famoso y perdurable del Renacimiento.

Biografía

Se conoce poco antes de sus primeros años de vida. La mayoría se infiere de numerosas claves surgidas de sus trabajos, los escritos de compositores contemporáneos, teóricos, y escritores de las siguientes generaciones. Josquin nació en la región controlada por el Duque de Borgoña, posiblemente en la ciudad de Hainaut (actualmente en Bélgica) o del otro lado de la frontera actual, en Francia, por lo que varias veces en su vida fue calificado legalmente como "francés".

Josquin De Prés fue por mucho tiempo confundido con otra persona de nombre similar, Josquin de Kessalia, nacido alrededor de 1440, que cantó en Milán entre 1459 y 1474, falleciendo en 1498. Estudios más recientes han mostrado que Josquin des Prés nació alrededor de 1450, o unos pocos años después, y no fue a Italia hasta inicios de 1480.

De acuerdo con el artículo "Josquin des Prés", por Lora Matthews y Paul Merkley, en The Journal of Musicology, verano de 1998, "Des Pres" fue un sobrenombre, y el apellido de Josquin era "Lebloitte". Según los registros del siglo XVII, fue miembro del coro de la iglesia de Saint-Quentin, en Francia a temprana edad, probablemente alrededor de 1460, y estudió contrapunto con Johannes Ockeghem, a quien admiró a lo largo de toda su vida.

Al morir Ockeghem, en 1497, Des Prés escribió el emocionante motete "La Déploration sur la mort Ockehhem", basada en un poema de Guillaume Cretin.

Todos los registros de Saint-Quentin fueron destruidos en 1669 , de todas maneras se sabe que la catedral fue un centro de composición musical para toda la región, y adicionalmente fue un importante centro de patrocinio real. Jean Mouton y Loyset Compére fueron enterrados allí, y es ciertamente posible que el joven Josquin adquiriera sus posteriores conexiones con la Capilla Real francesa a través de las experiencias en Saint-Quentin. En 1477, el primer registro definido de su actividad muestra que fue cantante en la Capilla de René, Duque de Anjou , en Aix-en-Provence: él parece haber sido transferido a París en 1481, junto con el resto de la Capilla, aunque no hay evidencia específica de esto. Desde 1489 hasta 1494, Josquin fue miembro del coro papal durante el reinado del Papa Inocencio VIII . A fines de 1494 estaba en Francia, probablemente al Servicio de Luis XII, aparentemente permaneció allí hasta 1503, cuando el Duque Ercole de Ferrara, Italia lo llamó para su Capilla.

En Ferrara Josquin escribió la exquisita misa "Hercules Dux Ferrariae", que está compuesta sobre un canto firme derivado de las letras musicales en el nombre del Duque. También compuso allí una colección del Miserere, Salmo 51, para cinco voces, ampliamente conocida como una de sus obras maestras.

Josquin sólo estuvo en Ferrara durante un año, y partió en 1504 posiblemente huyendo de la Peste Negra (el Duque, su familia y dos tercios de la población de Ferrara murieron por causa de la peste). Su puesto en Ferrara fue cubierto por Jacob Obrecht en 1505, quien murió por la peste ese mismo año, y por Antoine Brumel en 1506, que permaneció hasta la disolución de la capilla en 1510.

Josquín fue directo desde Ferrara a su región natal de Condé, sudeste de Lille, actualmente frontera entre Francia y Bélgica, donde se le nombró proboste de la catedral. Durante ese período tuvo inmensa fama, e incluso fue reconocido por la corte holandesa, y sus obras interpretadas allí a menudo. Permaneció en Condé-sur-l'Escaut (Francia) hasta su muerte en 1523.

Obras e influencia

Josquin dominó el mundo musical de su tiempo, no tanto por su conocimiento, ciencia y originalidad, sino también por su habilidad singular para reunir las corrientes de la práctica musical de la época. Poseía una vívida concepción del significado y las posibilidades dramáticas de los textos sagrados, así como destreza polifónica y conocimiento melódico. Durante su vida adquirió inmensa popularidad y fama, y fue muy requerido. El Duque Ercole d'Este envió una carta a su secretario con el interesante comentario; "Puede ser verdad que Josquin sea mejor compositor, pero Isaac es más capaz para tratar con sus colegas". Su fama permaneció después de su muerte. Zarlino, teórico musical en la década de 1580, todavía usaba ejemplos de Josquin des Prés en sus tratados de composición. Su fama sólo fue eclipsada después del comienzo de la era Barroca, con la declinación del estilo polifónico.

La fama de Josquin des Prés fue ensombrecida por Palestrina y su escuela hasta el siglo XX, pero su reputación ha crecido permanentemente en los últimos cien años, y la música de Josquin es a menudo interpretada y cantada en la actualidad. La posible razón para tal popularidad, es que su música contiene, para muchos auditores, una atracción emocional directa, que a menudo falta en la música austera, impersonal, pero técnicamente perfecta de Palestrina.

Las tendencias musicológicas del siglo XIX consideraron a la música antigua como formas primitivas de gran imperfección, y por lo tanto veneraron a Palestrina como la cúspide del desarrollo de la polifonía. Los musicólogos contemporáneos tienden a considerar los cambios en estilo no como una medida de perfección, sino como corrientes de adaptación e influencia: en este sentido Josquin es visto como alguien que simultáneamente utilizó la mayoría de las tendencias de su época, innovándolas significativamente, y que también fue capaz de expresar intensa emoción con economía de medios.

Se atribuyen a Josquin treinta y dos misas, diecisiete de las cuales fueron impresas por Ottaviano Petrucci (1466-1539) en Fossombrone y Venecia en 1505. Las Misas impresas por Petrucci son casi con seguridad genuinas, pero al menos algunas de las otras, preservadas en manuscritos en los archivos del coro papal en Roma, y en las bibliotecas de Múnich, Viena , Basilea, Berlín , en la Catedral de Ratisbona y en Cambrai, son probablemente espúreas. Entre las Misas más exquisitas de Josquin des Prés se encuentran la "Misa Ave Maris Stella" , y la "Misa Pange Lingua" . Motetes de su autoría fueron publicados por Petrucci, Pierre Ataingnant(1533), Tielman Susato (1544) y por Le Roy & Balliard (1555). Numerosos fragmentos y obras cortas fueron reproducidos en los trabajos históricos de Forkel, Burney, Hawkins, Busvy y en la colección Choron.

Además de la música sacra, Josquin escribió numerosas "chansons" , algunas de las cuales fueron muy populares, y circularon por toda Europa; muchas de ellas son cantadas regularmente por grupos vocales a capella hasta hoy.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.