Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miercoles, 20 febrero, 19:30 horas. Homenaje a Antonio Machado con motivo del 80 aniversario de su fallecimiento. Introducción y lectura de poemas. Sede nueva del Ateneo en Calle Rodríguez Sánchez, 7 (Hermandades del Trabajo).

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Joseph L. Mankiewicz

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Joseph L. Mankiewicz.jpg

Joseph Leo Mankiewicz (Wilkes-Barre, Pensilvania, 11 de febrero de 1909 - Bedford, Nueva York, 5 de febrero de 1993) fue un director de cine estadounidense.

Biografía

Su padre Franz se exilió de Alemania, llegando a los Estados Unidos como profesor en el New York City College.

El joven Joseph comenzó la carrera de medicina, en la rama de la psiquiatría, pero una baja puntuación en una asignatura le impidió terminar esos estudios. Sin embargo, en 1928 consiguió un diploma en la rama de Arte de la Universidad de Columbia. Una vez terminados los estudios, Joseph viajó a Berlín, donde trabajó como corresponsal del Chicago Tribune y donde empezó a aficionarse por el teatro y el cine (en aquellos momentos estaba en pleno apogeo la corriente expresionista del cine alemán). Su única aportación al cine alemán fue el de traductor de intertítulos para la productora UFA. En 1929, su hermano Herman le llama desde Hollywood, donde trabajaba como guionista, y dado que Joseph no se encuentraba en su mejor momento económico, decidió aceptar la invitación de su hermano.

Los primeros pasos en el cine estadounidense los dio en los Estudios Paramount donde su labor fue secundaria y apenas sin relevancia profesional. Poco después y ya bajo contrato de la Metro-Goldwyn-Mayer, obtuvo su primer éxito profesional al colaborar en el guión del melodrama negro "El enemigo público número uno" (1934) dirigida por W. S. Van Dyke, película que consiguió el Óscar al mejor guión, aunque el premio fue concedido a Arthur Caesar, ya que fue quien firmó finalmente el guión. Pero aquel primer paso dio resultados positivos, que se consolidaron con otros dos guiones para el mismo director pensados como vehículos para el lucimiento de la actriz Joan Crawford, "Cuando el diablo asoma" (1934) y "Vivo mi vida" (1935).

Alentado por su ya exitoso despuntar, intentó que Louis B. Mayer le dejara dirigir sus propios guiones, pero Mayer sopesaba muy bien la valía de cada uno de sus empleados antes de embarcarlos en un proyecto diferente al que habitualmente desempeñaban. A pesar de que no cedió a sus intentos, sí que accedió no obstante a nombrarle productor, desempeñando muy notablemente este cargo entre 1935 y 1942, periodo durante el cual produce 19 film para MGM, entre los que destacan dos títulos: "Furia" (1936) dirigida por Fritz Lang (alegato contra la intolerancia y el racismo, en una lectura claramente política) e "Historias de Filadelfia" (1940), una comedia sobre la lucha de sexos dirigida por George Cukor.

Decepcionado por no poder dirigir sus propias películas, Mankiewicz dejó la MGM y se puso al servicio de la 20th Century Fox. En este estudio realizó su ópera prima como director, "El castillo de Dragonwyck" (1944), dirigiendo a la fascinante Gene Tierney con secundarios del calibre de Jessica Tandy o Vincent Price. En 1947 logra otra obra maestra con la poética El fantasma y la señora Muir, con Gene Tierney, Rex Harrison y una Natalie Wood de ocho años, más una excelente fotografía de Charles Lang y una impagable música de Bernard Herrmann. En 1949 estrenó "Carta a tres esposas", película con la que obtuvo dos premios Óscar, el de mejor guión adaptado y el de mejor dirección, y que cuenta con las interpretaciones de Kirk Douglas y Linda Darnell, en una historia tan innovadora como "El crepúsculo de los dioses" en cuanto a narrativa fílmica.

El éxito de esta película fue refrendado al año siguiente con su siguiente película, uno de los considerados clásicos del séptimo arte, "Eva al desnudo" (1950). Con esta película, Mankiewicz obtiene seis Óscar, entre ellos el de mejor película, mejor dirección y mejor guión adaptado.

Hasta llegar a lo que Mankiewicz llamó su pesadilla, "Cleopatra", se sucedieron otras películas destacadas, como "Operación Cicerón" (1951), con James Mason y Dannielle Darrieux; "Julio César" (1952), con algunos de los mejores actores de la época en el reparto (Marlon Brando, James Mason, Deborah Kerr, Greer Carson o Louis Calhern); "La condesa descalza" (1954), con la mejor actuación de Ava Gardner hasta ese momento; "Ellos y ellas" (1955), el único musical que dirigió; o "De repente, el último verano" (1959), adaptación a la pantalla de una historia de Tennessee Williams.

Tras un desastroso prólogo en Londres, donde hubo que desechar todo el material filmado, en septiembre de 1961 se reinició en Roma el rodaje de la epopeya histórica basada en la vida de la reina egipcia Cleopatra, y cuyo rodaje se prolongó hasta 1963. Esta película supuso la primera vez que una actriz (Elizabeth Taylor) cobraba 1 millón de dólares por un trabajo cinematográfico, pero los desastres de toda índole que rodearon la preparación y el rodaje de este film quebrantaron la salud de Mankiewicz, quien necesitó dos años para recuperarse. Pese a la espectacularidad de la película, la cinta decepcionó a crítica y público en su estreno, convirtiéndose en uno de los mayores desastres de taquilla de la historia.

En 1967 dirigió "Mujeres en Venecia", película que fue recibida fríamente por la crítica y el público; en 1970 realizó su único western, "El día de los tramposos"; y en 1972 puso fin a su carrera cinematográfica filmando la adaptación de la obra teatral de Anthony Shaffer, "La huella".

Falleció el 5 de febrero de 1993 en Bedford (Nueva York) cuando estaba a punto de cumplir 84 años, a causa de un ataque al corazón. Licenciado en Historia del Arte y crítico teatral para el New York Times en Berlín, leyó hasta su muerte innumerables libros de psiquiatría, pero Mankiewicz es considerado sobre todo como un gran y culto guionista, experto en adaptaciones literarias (Graham Greene en El americano impasible, William Shakespeare en Julio César, Tennessee Williams en De repente, el último verano (1959) y Anthony Shaffner en La huella). Cuidaba la estructura de sus historias y la caracterización de sus personajes y era un gran director de actores, que llegaba al virtuosismo en los diálogos de sus filmes.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.