Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 18 a las 19:00 horas, tertulia poética a cargo de Carlos Clementson. Sede del Ateneo.

Jueves 19, a las 21:00 horas, inicio fase de selección del VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
del Ateneo de Córdoba
. Sitio: Peña Rincón Flamenco (Avenida de Trassierra).

Club de Lectura Café con Letras del Ateneo, próximo libro a comentar
para noviembre "La canción de Dorotea", de Rosa Regás.



CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Edita en una página

Jorge Loring Martínez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Jorge Loring Martinez sustituir.jpg

Jorge Loring Martínez nació en Málaga el 12 de octubre de 1889. Se hizo ingeniero de Caminos, terminando la carrera en 1912, próximo a cumplir los veintitrés años. Sin plaza en el escalafón estatal, cuando la Administración era la única empleadora de estos ingenieros, en aquellos tiempos de élites, empujado por su espíritu emprendedor, marchó a Guinea, entonces colonia española, donde comerció con barcos de su propiedad, con notable éxito, en cacao y maderas finas. Regresó a España y el servicio profesional al Estado le llevó a Barcelona, donde desarrolló su gran afición a la mecánica y en concreto a la automoción.

Destinado a ser figura importante en la historia de la aeronáutica española, se hizo piloto en 1916 y tras formar parte de la firma Loring, Pujol y Cía., dirige la empresa Talleres Herrete, S.A. donde se conjugan la enseñanza de pilotos, la fabricación de aviones y el interés por las líneas aéreas, tan usual hoy como insólito en aquellos años de la primera etapa histórica de la aviación.

De aquellos talleres, de los que había salido el automóvil llamado Ideal, salió un biplano de contraplaque (1917) que voló varios años. En 1919, unió fuerzas con el Marqués Pateras-Pescara para crear Pescara Helicopteracion SA. [1]. Después de otros intentos (el T.H. de reconocimiento, un biplaza, por ejemplo), en 1919 se entregaron a Aeronáutica Militar doce cazas España, con motor Hispano Suiza 8 Ab de 180 CV. Tras la guerra europea languideció la empresa Talleres Herrete, que tras ser incautada en 1921 por Aeronáutica Naval, desapareció en 1934.

La nueva firma de Loring Compañía Española de Tráfico Aéreo (CETA) inauguró en octubre de 1921 la línea postal Sevilla-Larache, que le había sido adjudicada. En 1924 adquiere ciento veinte hectáreas en Carabanchel Alto, lindando con Cuatro Vientos donde instala su aeródromo y su fábrica, para la que colaboró brillantemente el técnico Barron, iniciando la fabricación de 105 C.IV, que equiparon una escuadrilla en Tetuán bajo el mando del capitán Eduardo González Gallarza. Los primeros alumnos de Loring habían obtenido los títulos FAI.

Ya en aquellos años consiguió su meta de producir aparatos de diseño español, del que fue anuncio el R.I., un biplaza de reconocimiento que inició su vuelo en 1925. En 1926 aparecieron dos nuevos prototipos Loring de proyecto Barron: el R.III y el T.I. Un ciero número de R.III fabricados sin pedido, sirvió para que se adjudicase a su nombre personal, en 1926 la continuación de la línea Sevilla-Larache. Aeronáutica Militar encargó ciento diez R.III: el primer pedido importante de un avión de proyecto español. Precisamente un R.III, pilotado por Ansaldo Vejarano llevó en 1927 al conde de la Vaulx, desde Madrid a Roma. El T.I.era un biplano de turismo y escuela de transformación, con motor Hispano-Suiza de 8 cilindros, probablemente de 300CV.

Loring, también construyó autogiros: el C.7 fue el más potente hasta entonces construido. Con él resolvió La Cierva algunos problemas que habían surgido a sus autogiros en Gran Bretaña: la nueva articulación de arrastre o resistencia fue incorporada a todos los autogiros británicos. También construyó otro autogiro de la Cierva, el C.12, para Aviación Militar. Este aparato, pilotado por Rambauds hizo sin escalas el trayecto Madrid-Lisboa (11 de julio de 1929), "el más largo viaje hasta entonces por un aparato de alas giratorias". La depresión económica le alcanzó en 1930, y quizás por ello no llegó a terminar el ambicioso proyecto B.II, un avión gigante de seis motores.

En 1934 la empresa de J.L. es Aeronáutica Industrial,S.A. (AISA) que en 1935 realizó el proyecto GP-1 de González Gil, y el prototipo Loring X, un biplaza de cabina cerrada. De las exportaciones de Loring a América Latina hay escasez de datos, así como de la trágica muerte de este pionero de la aviación española que, detenido por milicianos, fue fusilado el 22 de septiembre de 1936; su cadáver fue hallado en su fábrica de Carabanchel.


Galería de imágenes

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo.