Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Bases XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Bases V Premio de Relato Rafael Mir
Bases VI Premio Agustín Gómez de Flamenco


Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.






¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Hermanos Álvarez Quintero

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Hermanos Alvarez Quintero.jpg

Nacieron en Utrera (Sevilla), Serafín el 26 de marzo de 1871; Joaquín el 20 de enero de 1873. En 1878 se traslada la familia a Sevilla donde la mala fortuna lleva a su padre desde el oficio de representante comercial hasta el de maestro de esgrima. El primer colegio fue el de San Lorenzo de la capital hispalense y de ahí pasaron al Instituto San Isidoro, frente al Teatro Cervantes donde estrenaron su primera obra Esgrima y amor, el 30 de enero de 1888. Serafín contaba a la sazón 17 años de edad y Joaquín 15.

En 1889 la familia Álvarez Quintero se traslada a Madrid. Serafín y Joaquín logran unos modestos empleos como escribientes en el Ministerio de Hacienda. Aquel mismo año consiguen estrenar su obra Gilito, pero en los años siguientes no consiguieron volver a representar. Escribían sin cesar, "lo imitábamos todo, lo intentábamos todo, lo admirábamos todo, anhelosos, torpes, vacilantes, husmeando y buscando nuestro camino". Hasta cuarenta y cuatro obras de estos años permanecen inéditas. Escribieron tanto que los amigos les llamaban cariñosamente los hermanos tintero. Al fin les llegó el éxito con el estreno de El ojito derecho en 1897 y La buena sombra en 1898.

No abandonaron su unión tanto en la vida en común como en las letras, salvo en la corta etapa del desdichado matrimonio de Serafín. Es muy notable la gran capacidad de observación que ejercieron para captar rasgos y costumbres de lo andaluz, aunque también es conocido el deficiente dominio de la versificación y la reiteración en sus obras de situaciones y ambientes.

En 1920 era recibido Serafín como académico en la Real Academia Española y cinco años lo sería Joaquín. También pertenecieron a la sevillana Academia de Buenas Letras. Son hijos ilustres de Utrera y de Sevilla.

De las 228 obras teatrales de estos autores, 148 están escritas en andaluz. Estrenaron 11 veces en Sevilla y 217 fuera de Andalucía.

María Guerrero, Margarita Xirgu, Lola Membrives, Leocadia Alba, María Barrientos y Carmen Díaz fueron algunas de sus intérpretes. Más de un centenar de obras quinterianas fueron traducidas a veinte idiomas. Ambos hermanos fallecieron en Madrid el 12 de abril de 1938 y el 14 de junio de 1944, respectivamente.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Los andaluces del siglo XX de la colección Arca del Ateneo, escrita por Francisco Carrasco Heredia.