Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles 16 de mayo, 19:00 horas. Tertulia Poética, asistirá como poeta invitada Juana Castro.

Jueves 17 de mayo, 20:30 horas. Charla ilustrada "La copla flamenca en su contexto histórico, político, económico y social". A la palabra: Pepe Carmona, al cante: Paco Dios y a la guitarra: Rafael Ruz.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo V Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Comienza una página

Elegía a Manolo Rumí

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Jose Mariscal Campos000.JPG
Ahondar en la figura de Manolo Rumí, cuando ya se han analizado tantos aspectos de su vida, puede ser cuando menos, un ejercicio de vanidad por mi parte; pero se me ha pedido que, como Diputado Provincial Delegado de Cultura, clausure este ciclo que el Ateneo de Córdoba le ha dedicado, y a ello voy a ajustarme. Intentaré, por un lado, no dar mucho pávulo a los que analizarán mis palabras desde la óptica de su academicismo de culturetas ennarcisados, de cuyas lenguas Dios nos guarde, y por otro, atender a la gentil invitación que desde el Ateneo se me hace.

Ser hombre público, tiene muchas servidumbres, pero también ventajas, como el poder dirigirme a ustedes desde esta privilegiada tribuna. Soy socio fundador del Ateneo y muchos me conocéis desde hace muchos años; los que me conocéis, sabéis que el flamenco forma parte de mi propia necesidad vital y me habéis visto en las peñas flamencas, en festivales, en la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba, en exaltaciones de la saeta… como fervoroso aficionado unas veces y como presentador, otras. Así conocí a Manolo Rumí, sobre un escenario, en un festival flamenco de la Federación de Peñas Cordobesas. Saben ustedes que, generalmente, hay un presentador y si hay dos o más, se suelen turnar. Pero en aquella ocasión, se trataba de hacer el más difícil todavía, o séase, presentar al unísono. Yo hice el guión del acto y él puso su conocimiento de los artistas y del flamenco. Y yo, que nunca alardeé más que de ser un buen aficionado, encontré en él a un flamenco cabal, afable, desprendido, humilde…, como todos los auténticos sabios en cualquier rama de la ciencia o el arte. Me sentía cómodo preguntándole, y él, con una amabilidad y una educación sin igual, desgranaba su magisterio sin alardear. Sólo puedo decir lo mismo de dos o tres personas más, quiero decir, de las que no alardean de sus conocimiento del flamenco. Después, dejé la Federación de Peñas, nuestros caminos se separaron y sólo coincidimos el algún acto, pero él siguió mostrándome su afecto como el primer día.

Su muerte, como badajo incontrolado, golpeó fuerte el corazón de bronce de cuantos le conocimos al calor de la fragua del flamenco. Su compañera y sus hijos, lloran y llorarán siempre su ausencia, añoran y añorarán su presencia de por vida. Sus amigos, como los que dejó en el Ateneo, dan fe de su afecto y homenajean su memoria con este ciclo flamenco, que quedará indeleble para las generaciones venideras en forma de libro-disco, proyecto en el que colaboramos desde la Delegación de Cultura de la Diputación Provincial.


Nunca me consideré un poeta, más allá de aquello que decía Borges de hacer que se junten palabras que de otra manera nunca se encontrarían, así que, sin ningún ánimo extraño, permitan que termine mis palabras en el recuerdo a Manolo Rumí, con este acróstico:

A Manolo Rumí

Atentos y emocionados, estamos preparados.

Míranos, desde la gloria donde habitas,

A tu familia y a los que fuimos tus amigos;

No nos juzgues por quererte.

Olmo eres secado por el rayo de la muerte;

Lamento herido que sale del bosque;

Oscura sombra que nubla nuestra mente.


Remó Caronte llevando tu alma de flamenco,

Uniendo las orillas de su aciago mar.

Mira el homenaje que te queremos dar;

Insta del Altísimo la protección para tu lar.

José Mariscal Campos

27 de noviembre de 2008.

Córdoba, Bodegas Campos.