Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

El Ateneo de Córdoba, una asociación rentable

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Jose Mariscal Campos000.JPG

{{Cita|Veomé cual Lope de Vega (es un decir), haciendo por encargo y petición del Violante del presidente del Ateneo de Córdoba, no un soneto (qué más quisiera yo), sino una colaboración de un par de páginas, me dice, como si eso de emborronar el papel fuera tarea fácil, por más que los hay que, ¡vive Dios!, son capaces de escribir una novela sin haber dicho absolutamente nada, y no es que yo quiera ser presuntuoso en el sentido de creerme capaz de decir algo cuando escribo. ¡Con la de doctores que tiene la iglesia!, pero prometo intentarlo, sobre todo y, fundamentalmente, por tres cosas: porque no soy capaz de decir que no a nada, o sea, soy un fatuo que me siento halagado al permitírseme estar junto a gente tan importante como escribe en esta revista; porque ya estoy convencido de que mi hijo tiene razón en que soy la mejor relación calidad-precio, o sea, que no voy a cobrar ni un duro, ni en metálico ni en especie, y porque, es tanto lo que aprecio al presidente, veo en él a una persona tan entregada a la causa de un proyecto como “nuestro” Ateneo, tan sin dobleces, tan amigo de sus amigos, tan comprometido, tan junco en su capacidad de adaptarse pero con raíces tan profundas en sus principios, que no me queda más que hacer un esfuerzo para sacar algo de mi escaso tiempo y darnos los dos (y algunos más, me consta), el gustazo de verme en las páginas de esta publicación. Pero, ahora que me doy cuenta, voy camino de cumplir con lo que se me ha pedido y aún no he dicho nada. Vamos a intentarlo.

Tengo el gran honor, y lo digo con legítimo orgullo, de ser socio fundador de nuestro Ateneo en su etapa actual. Un compañero de Telefónica, me habló del proyecto, y me captó de manera inmediata. Ya era un admirador de Antonio Perea; había leído aquellos sencillos y hermosos poemas de “Papi y Cahue”, que de forma clandestina llegaron a muchos lugares del país… ¡joder, Antonio, me estoy haciendo viejo!.

Pero yo encabezaba estas notas bajo el título de “El Ateneo de Córdoba, una asociación rentable” y voy a intentar explicarlo desde mi condición de Diputado Provincial de Cultura. La Delegación de Cultura de la Diputación de Córdoba y el Ateneo de Córdoba, mantienen un convenio de colaboración que, analizando con un estricto criterio de rentabilidad, está produciendo unos rendimientos altísimos, no hay más que ver la gran cantidad de actividades de carácter cultural que nuestro Ateneo desarrolla (conferencias, debates, recitales de poesía, de flamenco, concurso de guitarra, teatro, publicaciones, presentaciones de libros, ciclos de cine… y un largísimo etcétera. Junto a Antonio, un brillantísimo equipo de hombres y mujeres, agita la “pomada” cultural de Córdoba con un presupuesto de ingresos procedentes de unas cuotas casi ridículas y poco más, sin ruido, pero con las ideas muy claras, es por ello que cuenta con socios y socias que son la flor y la nata de la intelectualidad, del arte y de la cultura de nuestra ciudad. Creo que, humildemente, malgastan su oportunidad de rentabilizar su dinero, nuestro dinero, aquellas instituciones que no “invierten” en nuestro Ateneo. Desde estas páginas, llamo a que, cumpliendo una vieja tradición ateneísta, todos los cargos públicos de nuestra Ciudad, al menos mientras lo sean, se hagan socios del Ateneo de Córdoba, y, segundo, a que, si está en su mano, colaboren con el Ateneo de Córdoba, les aseguro, que sacarán a su inversión una altísima rentabilidad. Finalmente, no me queda más que, en línea con lo que pido, reiterar mi disposición a seguir colaborando desde la Delegación de Cultura de la Diputación de Córdoba, que esta legislatura tengo el honor de dirigir. Gracias por darme la oportunidad de decir lo que pienso y opino.| José Mariscal Campos (Diputado Provincial de Cultura.}