Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles 22 de enero, a las 19:00 horas TertuliaP oética en la Sede del Ateneo.
Jueves 30 de enero, 18:00 horas. Convocatoria Asamblea Anual Ordinaria. Sede del Ateneo.
Jueves 30 de enero, 20:00 horas. Entrega del Jacobino de Oro a la ateneísta Milagros Páez Pérez. Sede del Ateneo.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Calle Torrijos

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
CalleTorrijos01.jpg

Esta calle, dedicada al General Torrijos, siempre ha sido una calle importante del barrio de la Catedral.

En los años 60 del siglo XX -como todas las calles que circundan la Mezquita-Catedral tienen sólo viviendas en una de sus aceras,- desde su confluencia con la Judería, hasta la calle Medina y Corella, tenía 3 casas; la de Juana la jeringuera, en la esquina; la de la Farmacia de la Catedral, y la de la familia (¿?), que hoy son una sola y es la del hotel. En la acera de enfrente, está el Postigo de la Leche primera puerta del patio de los Naranjos en esta calle. La siguiente es la Puerta de Deanes.

A continuación de la calle Medina y Corella estaba la casa de la Familia Baquerizo, también agricultores -parte de esta casa, teniendo entrada por Medina y Corella fue posteriormente el Meson del Conde que hoy aglutina el Mesón que se llama Bandolero-, y otra casa. Como curiosidad, esta última fue donde inició el negocio de souvenirs la familia Adarve.

Luego estaba la puerta principal de San Jacinto o Maternidad -la entrada de Medina y Corella era para las parturientas-, hasta que fue trasladada al sanatorio de Puerta Nueva, una vez que desapareció de allí el Sanatorio antituberculoso, y ubicado este en Los Morales.

Después, en dirección al Obispado, se encuentra el Hospital Mayor de San Sebastián, uno de los máximos exponentes del gótico humanista cordobés.

Este hospital dejó de serlo en 1815 cuando pasó a ser centro de éxpositos -niños abandonados por sus padres-. Como curiosidad anecdótica decir que, en este Hospital estuvo varios meses hasta que murió, otro córdobes ilustre, Ambrosio de Morales, cronista de la ciudad, sobrino de Fernán Pérez de Oliva.

En la fachada antes de llegar a la actual puerta del Palacio de Congresos actual, existía en la pared un torno, accesible desde la calle, donde abandonaban sus padres a los hijos que no podían mantener, para que la institución se hiciese cargo de ellos.

Y finalizaba la calle el Palacio Episcopal, antiguo alcázar Omeya.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Cordobapedia, bajo licencia CC-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) y/o la licencia GFDL.