Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Lunes 27, 19:30 horas. Sede del Ateneo. Presentación del Libro "Si acaso me leyeras algún día"
de Luís de la Rosa Fernández, presentado por la escritora y ateneísta Mª Teresa Morales.


Club de Lectura Café con Letras del Ateneo, próximo libro a comentar
para noviembre "La canción de Dorotea", de Rosa Regás.



FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo V Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Ángela Sánchez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Angela Sanchez.jpg

Noche de todos los Santos: tocaba su fin la primera mitad del siglo XX, en una preciosa villa cordobesa ubicada entre montes y olivares, llamada Doña Mencía, vino al mundo, siendo la sexta de ocho hermanos, Ángela Sánchez Romero. Creció en un ambiente familiar artístico y literario ya que el padre, un modesto secretario del Ayuntamiento, poseía una vasta cultura y gran sensibilidad para el arte.

En 1968 se traslada a Córdoba donde se gradúa en la Escuela de Arte y Oficios Mateo Inurria. Cuatro son las facetas de su trabajo dentro del arte que domina con estilo excepcional, pintura, escultura, pirograbado y restauración.

Ha expuesto individualmente con destacado éxito en la Federación de Peñas Cordobesas (1978), Monte de Piedad (1982), Círculo de la Amistad de Cabra (1982), Antológica con motivo de la inauguración de la Casa de la Cultura de Doña Mencía (1988), Cajasur (1995), y de forma colectiva en muchas ocasiones, algunas de las cuales han sido destinadas a recaudar fondos para entidades benéficas como Ayuda en Acción.

Esta cordobesa, además de rezumar grandes dotes artísticas por todos los poros de su piel, es tremendamente altruista, sus dibujos se pueden admirar en distintas revistas literarias como Wallada o Córdoba en Mayo, ilustradas con trazos magistrales. También muchos libros de poemas llevan sus creaciones, ya que Ángela está siempre dispuesta a colaborar con toda aquella persona que le pida su aportación, tanto humana como artística.Por este motivo, conociendo su forma de ser, cuando esta serie de Mujeres de Córdoba era sólo un proyecto en mi mente, me dirigí al estudio de Ángela para pedirle que ilustrara el dedicado a la princesa Wallada, porque del personaje en cuestión no existe ninguna imagen. Y la artista me mostró su generosidad ofreciéndose no sólo para el primer dibujo, sino también para todos los que hiciera falta para que este proyecto se hiciera realidad. Realidad escrita e ilustrada por mujeres para mujeres donde podamos resaltar toda la riqueza artística de muchas cordobesas.

Como la riqueza que ahora quiero resaltar, la gran riqueza que Ángela tiene en sus manos, de donde brotan, como hermosas flores, sus apasionantes obras. Donde las vírgenes y los distintos personajes, así como sus románticos paisajes, parecen salirse de los cuadros por ella pintados. Y sus esculturas dan la sensación de que nos hablan, como queriendo decir al mundo lo a gusto que se han sentido al ser realizadas por tan delicadas manos. Del mismo modo que hablan sus pirograbados para advertirnos de que el candente instrumento que se emplea para tal menester, en las manos de Ángela no llega a quemar la madera, sólo la acaricia como se puede comprobar en la obra ya terminada. Esa caricia de su sensibilidad artística se percibe en los dibujos que ilustran este libro. Esta artista está casada y es madre de dos hijos.

El contenido de esta biografía incorpora material del libro Mujeres de Córdoba de la colección Arca del Ateneo, escrita por Rafaela Sánchez Cano.